Todo sobre cerraduras

El conocimiento y la curiosidad son dos inversiones que siempre van a traer beneficios, es por esto que, si queréis aprender sobre cerraduras, sus partes, y en general, sobre cerraduras, seguid leyendo este post. Os invitamos a conocer todo acerca de cerraduras puesto que, más adelante, podréis echar una mano por ahí a algún amigo o vecino, o, más importante, si se os presenta un problema con la cerradura, os lo podáis arreglar, u os podáis hacerle un buen diagnóstico y decidle al cerrajero la falla exacta que tiene, a veces, por ignorancia, al cerrajero no os damos un diagnóstico certero y termina por empeorar la situación, puesto que el cerrajero, por ponerse a improvisar, no arregla la cerradura como se debe y lo deja a uno sin dinero, ya que le cambia el presupuesto, y os deja sin cerradura.

Tipos de cerraduras más importantes

Una de las más usadas son las cerraduras empotradas, son muy discretas, lo que les proporciona seguridad puesto que van dentro de la puerta, por lo que nada más veis es la parte donde se mete la llave, ofrecen muy buena protección, pero eso va a depender del modelo que os queráis

Están las cerraduras de montar, vienen dentro de una especie de caja que os la colocáis en la parte exterior de la puerta, por lo que gran parte de la cerradura queda por fuera. Como todo en estos mercados de dispositivos, existe demasiada variedad en estas puertas, por lo que podréis escoger entre múltiples diseños.

Hay que hacer una aclaratoria: un cerrojo no es igual a una cerradura de montar, sin embargo, los dos se pueden instalar sobre la misma puerta, el cerrojo cuenta con una barra o una tranca de altas prestaciones y resistencia, también pueden venir acompañados de una cadena de alta seguridad para evitar robos y que vuestra puerta tenga una seguridad y protección mayores ante los criminales y sus técnicas.

Partes de las cerraduras

No todas las cerraduras poseen las mismas partes, por lo que, algunas pueden tener más partes que otras. Estas partes son de una cerradura estándar, para que os la vayas conociendo

Exterior o frontal de la cerradura

Es la parte que se puede ver sencillamente en vuestra puerta, también podéis observar los tornillos a los cuales la cerradura va sujetada y evita que no se caiga.

Traspié o resbalón de la cerradura

Es un trozo de metal que está en el exterior de la puerta, es el encargado de abrir y cerrar la puerta, ya que este trozo de metal entra y sale del exterior de la cerradura, por su forma, al girar la llave, se echa hacia el exterior y abre la puerta, y al cerrar, sale hacia el marco de la puerta.

Paletón

Son pequeños mecanismos que están dentro de la cerradura y se echan hacia atrás para que la cerradura abra, estos mecanismos solo se retraen cuando se acciona la llave de apertura de puerta, cuando se cierra la puerta, los paletones se echan hacia adelante y vuelve a su estado de cerrado hasta que vuelvan a meter la llave para abrir

Bombillo o cilindro

El bombillo o cilindro es la parte de la cerradura en donde tenéis que introducir vuestra llave para poder abrirla o cerrarla, los pros de tener cilindros es que, si se fuerzan, se atascan, se averían o son inutilizados, podréis cambiar solo el cilindro y ya, no tenéis que cambiar toda la cerradura, lo que os ayudaréis a ahorrar dinero y a tener un poco de seguridad reforzada.

Manilla de la cerradura

Son las que permiten mover las puertas cuando accionáis la llave.

Placa de válvula o cerrador

Es una pequeña lámina de hierro en donde actúa el traspié de la cerradura, como está fijada a la cerradura, también en él se ubica el paletón.

Ojo de llave

Es una pieza única de las cerraduras que no vienen con cilindro, es el agujero por donde se introducen las llaves que no tienen cilindro.

Diferentes tipos de llaves

Dependiendo de la cerradura que tengáis, depende el tipo de llaves, puesto que las cerraduras pueden variar en sus mecanismos, las llaves también, si queréis que os ayudemos un poco más en vuestra tarea con cerraduras, aquí tenéis las diferentes llaves que se os presentan en el negocio de la cerrajería.

Llaves tradicionales

Ya estas llaves no se usan, ya que eran para cerraduras muy grandes, son llaves muy grandes y no son muy agradables para cargar en los bolsillos ni en ninguna parte.

Llaves de sierra

Es la llave más común, se usan en las casas, como en comercios, empresas, establecimientos y oficinas, tienen sus costados con una especie de dientes, que se hacen según la forma de la cerradura, y estos dientes, permiten que se abra una sola cerradura, como os dijimos, cada cerradura tiene su llave, y una y solo una llave, abre una sola cerradura.

Llaves de seguridad

Las podéis identificar por sus costados quebradizos y otros costados lisos, se usan especialmente en las cerraduras que tienen las puertas blindadas.

Llave de burbuja o pompa

Estas llaves son dentadas en las dos partes o en sus dos bordes.

Llaves de paleta

Son exclusivas de las cerraduras de Borjas o gorjas, tienen un cilindro (espiga) muy largo y solo es dentado en los extremos, solían usarse exclusivamente para las puertas acorzadas.

Llaves de cruz

Son parecidas a las de gorjas solo porque también son largas y su estructura puede asemejarse a una cruz o puede tener forma de cruz.

Aquí tenéis un compendio de los diferentes tipos de llaves que hubo en la historia y que hay actualmente, existen más pero, como debéis saber son mucho menos frecuentes su uso que las de la lista, unas porque ya se extinguieron, otras porque no tuvieron auge y otras, como la electrónica, que hasta ahora es poco utilizada, pero tiene tendencia a que va a reemplazar a las llaves metálicas comunes.